Las negociaciones llevadas a cabo por Legna Consultores con la banca se han traducido en la adquisición por parte de un inversor de un hotel situado en Madrid con una reducción de la carga hipotecaria por encima del 50%.