Tras el examen inicial de un Varador Marítimo y un proyecto de Gestión de Amarres, se diseñó un plan de crecimiento junto al propietario que incorporaba inversiones valoradas en más de 2 millones de Euros. Al mismo tiempo se ha buscado financiación bancaria y un fondo participativo a largo plazo para que acompañe a la empresa en su actual proceso de crecimiento.